Dallmeier Logo

Panomera® en comparación

Panomera® en comparación con sistemas previos

Para garantizar una vigilancia completa de áreas amplias, existían básicamente tres posibilidades hasta ahora: se podían instalar numerosas cámaras individuales que a continuación trabajaban por sí solas o eran interconectadas a través de un sistema de gestión. O bien se optaba por cámaras de 180°/360°. La tercera posibilidad eran cámaras PTZ dirigibles. Pero, ¿cómo se distingue Panomera® de estos sistemas?


Panomera® vs cámaras HD: exigencias más bajas a la infraestructura
Con Panomera®, se puede vigilar desde un único lugar la misma zona como con varias cámaras HD distribuidas. Esto tiene dos ventajas: por un lado, en algunas áreas simplemente no es posible utilizar más de una cámara porque faltan sitios adecuados para su instalación o porque no se puede instalar la infraestructura necesaria suficiente (cables, electricidad, etc.). Significa que Panomera® suministra imágenes para áreas que de lo contrario no podrían ser vigiladas. Por otro lado, debido a un número inferior de puntos de instalación bajan tanto las exigencias a la infraestructura como el gasto de mantenimiento y cuidado.

Panomera® vs cámaras de 180°/360°: áreas enormes en calidad HD
A primera vista, son la solución ideal para la vigilancia de áreas anchas: las cámaras de 180º o 360º proveen una amplia “vista panorámica”. Sin embargo, estas cámaras están diseñadas sólo para distancias cortas, por ejemplo, para la vigilancia de un vestíbulo o una zona de entrada. El así llamado “efecto de ojo de pez”, que distorsiona la imagen en los márgenes, es también un problema en algunos modelos. Éste no es el caso de Panomera® ya que los márgenes se muestran nítidos y sin distorsión, y sobre todo: con Panomera® es posible vigilar y grabar áreas enormes con máxima calidad (¡mejor que HDTV!). Aún más, con Panomera® se puede ajustar individualmente la calidad específica requerida para una distancia particular. El sistema de sensores multifocal puede ser escalado según las exigencias del cliente.

Panomera® vs cámaras PTZ: grabación permanente de la escena completa
Las cámaras PTZ muestran una desventaja fundamental: el operador tiene que decidir permanentemente entre la vista general y una imagen detallada. Si quiere, por ejemplo, vigilar una cierta zona de forma más detallada y aplica el zoom, entonces sólo este encuadre será grabado. Significa que no habrá ninguna grabación de la escena completa, de tal modo que posiblemente se le escapen incidencias en otras zonas y ya no puedan ser reconstruidas. Aquí, Panomera® trabaja de manera diferente: independientemente de la zona del área de vigilancia en que se concentre un operador en cada momento, con Panomera® siempre se graba todo el suceso con la máxima resolución de detalles. Debido a ello, cualquier acontecimiento, pase donde pase, puede ser reconstruido detalladamente incluso después del hecho.

Otra ventaja de Panomera® es su capacidad de multicast y multiusuario: al contrario de las cámaras PTZ, con las cuales sólo un operador puede girar, inclinar o hacer zoom, con Panomera®, un número ilimitado de operadores puede navegar independientemente por la escena completa. A pesar de que todos los operadores se conecten con la misma cámara, cada uno puede seleccionar su vista individual y hacer zoom o girarla como quiera. De esta forma, diferentes zonas pueden ser vigiladas detalladamente al mismo tiempo. Una gestión de usuario sofisticada permite dar a cada puesto de trabajo derechos de visualización distintos y asignar a diferentes usuarios perfiles distintos con autorizaciones individuales para funciones de sistema determinadas.

Y además: al contrario de las cámaras PTZ, Panomera® no tiene piezas mecánicas movibles, por lo que no hay desgaste y la cámara muestra una vida útil más larga.