Dallmeier Logo

Museos

Museumssicherheit, Sicherheit für Museen und Ausstellungshäuser, Dallmeier Lösungen für die Videoüberwachungstechnik in Museen und Galerien

Soluciones CCTV / IP para museos

La protección de valiosas obras de arte es esencial para museos y galerías y la videovigilancia aporta una parte importante. Dallmeier ofrece con SEDOR® Art un sistema de análisis de vídeo fiable y eficaz.

Para proteger los objetos artísticos en los museos y salas de exposiciones contra robo y daños, hoy en día se emplea frecuentemente personal. Sin embargo, como es bien conocido, la atención en las actividades de vigilancia clásicas baja considerablemente en muy poco tiempo. Además, en el caso de grupos grandes (p. e. grupos escolares), no es posible tener siempre a la vista a cada visitante. SEDOR® Art es capaz de proteger las obras de arte sin la necesidad de un servicio permanente de personal de vigilancia, y ello las 24 horas del día y 7 días a la semana con un grado de atención constante.

La tecnología SEDOR® (Self Learning Event Detector) de Dallmeier avisa, por ejemplo, de una aproximación no autorizada que, en caso necesario, puede ser identificada exactamente en el vídeo. A los visitantes se les puede comunicar automáticamente la violación de la zona o contactar directamente para informarles sobre su comportamiento indebido. En caso de detectar un daño del objeto artístico, el autor puede ser descubierto y las responsabilidades depuradas a partir de la grabación certificada por LGC y, por lo tanto, admitida ante los tribunales. Los cambios de posición de las obras de arte se visualizan del mismo modo que los bultos abandonados en las salas de exposiciones. Incluso, en el caso de que acontezca un robo de objetos expuestos, el personal de vigilancia es rápidamente avisado. 

SEDOR® Art dispone de diferentes formas de análisis que reflejan las diversas áreas de aplicación prácticas en los museos y galerías.

Acercamiento no autorizado/protección contra contacto
Un hecho que produce un daño considerable en los museos se debe al existir un contacto de dedos y objetos con las obras de arte. Para evitar el acercamiento a una obra de arte se ha desarrollado un análisis de vídeo específico que protege la zona existente justo delante del objeto artístico. La forma de análisis “acercamiento no autorizado/protección contra contacto” es insensible a la proyección de sombras y variaciones de luz normales y condicionadas por el transcurso del día. La tasa de falsas alarmas, por lo tanto, es muy baja.

Robo de un objeto artístico
La protección contra robos en museos muchas veces implica un contacto físico, con lo que la detección y el aviso de robo se pueden llevar a cabo de manera muy rápida. La documentación de un robo es garantizada a través de una videovigilancia permanente, lo que permite la existencia de pruebas válidas para los juicios. En el caso de que la protección no fuera posible, por ejemplo mediante “protección contra contacto”, se puede verificar con el análisis de vídeo si la posición de un objeto artístico ha sido modificada o si la obra ha sido robada.

Bulto abandonado (“alarma de objeto”)
Un análisis similar a la detección de robo reconoce objetos que han sido abandonados dentro del campo visual de la cámara. De esta manera, es posible avisar de bolsas, revistas, abrigos y otros objetos abandonados. Si es necesario, se puede identificar fácilmente la persona a la que pertenece el objeto, saltando en el vídeo grabado hasta el momento que ha llevado a la alarma.

Vigilancia de las vías de escape y salidas de emergencia
Mediante un moderno análisis de vídeo se puede detectar de forma fiable si las vías de escape y salidas de emergencia están obstruidas por objetos. Mientras el edificio permanece cerrado al público, las salidas de emergencia, especialmente las puertas y los portales que conducen al exterior, pueden representar un riesgo potencial para la seguridad. Para ello, la videovigilancia ofrece una posibilidad efectiva para el aviso o la validación de los mensajes de un sistema de alarma. Asimismo, se puede detectar la existencia de intrusos y alertar de los mismos ya en el momento de su entrada en un edificio. Con la forma de análisis “vigilancia de vías de escape y de salidas de emergencia”, estas zonas sensibles pueden ser controladas de manera efectiva para garantizar a los visitantes un máximo nivel de seguridad y evitar un uso incontrolado de estas vías.

Entrada en zonas de seguridad (“intrusión”)
La forma de análisis “intrusión” sirve de protección de interiores y exteriores, normalmente después de cerrar un establecimiento. La protección de los espacios interiores detecta los movimientos en zonas sensibles. Con la protección de exteriores se puede dar respuesta a preguntas como: ¿Qué sucede de noche ante mis puertas? ¿Quién se mueve en las proximidades del museo? ¿Existen vehículos al lado de, por ejemplo, la rampa de carga o la entrada trasera? ¿Sucede algo en la entrada del sótano o en el aparcamiento subterráneo?

Si una entidad, sea una persona o un vehículo, queda parada demasiado tiempo en una zona al lado de una puerta cerrada de entrada o salida, se genera una alarma y se comunica a la central de vigilancia, donde los responsables pueden observar en vivo la situación y, dado el caso, avisar a la policía. También es posible advertir acústicamente a la persona de que está siendo observada.

Solución completa
Además del sistema de análisis y grabación importa también la selección de las cámaras. La lógica es simple: incluso el mejor grabador sólo puede grabar imágenes de alta calidad si la cámara proporciona una buena señal.

Las cámaras Dallmeier ofrecen imágenes detalladas y con fidelidad en los colores, incluso bajo condiciones de luz difíciles y contraluz. Por ello, resulta ideal para tareas de vigilancia en el museo. 

Las cámaras muestran otra singularidad: están disponibles como, así llamadas, DesignCams, es decir, con su construcción compacta pueden ser integradas perfectamente en el diseño de interior del edificio mediante la selección de un color de la carcasa que no perturbe a la vista. Las cámaras ya no parecen elementos discordantes en el ambiente creando así una atmósfera más agradable ya que no da a los visitantes la sensación de ser vigilados constantemente.

De este modo, se combina la tecnología más moderna con la perfección estética en una solución completa de vigilancia de alta calidad. Arquitectura exigente y diseño interior de gran valor armonizan ahora con la tecnología de seguridad en su forma más elegante.

Probada en la práctica
La solución para museos dotada de SEDOR® Art ha probado ya muchas veces su eficacia en la práctica. Además de la solución de vídeo completa de protección del exterior y de las obras de arte, visualización automática en una central de vigilancia y un sistema de gestión de vídeo intuitivo con planos integrados, también son posibles numerosas conexiones. De este modo, Dallmeier ofrece a los museos y galerías una solución global de seguridad.